La Rehabilitación Energética no es un Gasto, sino una Inversión

 arquitectura autosostenible

“Los edificios en el futuro deberían ser energéticamente autosuficientes y no tener emisiones de CO2″ citó Jan Van Dokkum, presidente de UTC Power, compañía de United Technologies.

El Consejo Mundial Empresarial para el desarrollo sostenible está formando una alianza de grandes compañías para determinar como diseñar y construir edificios autosostenibles que no emitan dióxido de carbono, no tengan necesidad de usar la electricidad de redes externas y sean económicamente viables.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) a día de hoy los edificios constituyen el cuarenta por ciento de la energía consumida en los países desarrollados. El objetivo es cambiar la manera en que los edificios se diseñan, se construyen, se administran y desmantelan. Se espera que para el 2050 los edificios que se construyan no consumirán energía de fuentes eléctricas externas y no tendrán emisiones de CO2, al mismo tiempo que su construcción y operación serán viables económicamente. Este objetivo requerirá una combinación de generación eléctrica y equipos y materiales de construcción muy eficientes.

La previsión es que para el 2020 el 50% de la población sea urbana, y para el 2050 llegará hasta el 75%. Pero para entonces se espera que los edificios que albergarán a tal población funcionaran energéticamente autosuficientes, sin recurrir a fuentes externas. En las cubiertas de estos edificios se dispondrán colectores solares para energía térmica y fotovoltaica, así como como captadores de energía eólica. También se incluirán espacios verdes, residencias estudiadas de 3 dormitorios y sistemas de recogida y reciclado de aguas.

Como dato curioso, hablaremos de la biomimética, que toma de la naturaleza su capacidad de ahorro energético y eficiencia para un mundo más sostenible. Por ejemplo los cactus, los cuales son una gran fuente de ideas para la climatización de edificios en zonas climáticas extremas tipo desierto, donde estas plantas se las arreglan para mantener un agradable clima. La forma hinchada de la panza del edificio, con una cima más estrecha y mayor diámetro en el centro hace que la parte inferior esté en sombra durante las horas más calurosas del día, o sea en el mediodía solar cuando el sol está próximo a la vertical. Edificios que se cierran durante el día cuando el calor es máximo, y respiran de noche cuando el entorno se enfría. Estas y otras ideas de sistemas de refrigeración ayudan a mantener el confort de los edificios reduciendo los costes.

Hay varios ejemplos de edificios autosuficientes. La Torre Giratoria de Dubái, el primer edificio energéticamente autosuficiente de la historia. Otro es el Masdar Headquarters, edificio de oficinas que no sólo no consumirá energía externa, sino que inaugura el concepto de “Energía positiva”, que generará más energía de la que necesita. Y el nuevo World Trade Center, que incorporará soluciones eficientes para autoabastecerse de energía.

MasdarHeadquarters

En cuanto a nuestro país, España, ahora estamos empezando a darle importancia a la eficiencia energética y sobre todo en reducir costes energéticos. Es bien conocida la dependencia energética de nuestro país, muy por encima de la media de la Unión Europea, afectando negativamente a la balanza energética, que se acrecentará dadas las previsiones de incrementos de precios. En este sentido y con los compromisos de lucha contra el cambio climático La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) cree en la necesidad de apoyar el desarrollo de fuentes no convencionales, como por ejemplo las energías renovables. El sistema energético ha de ser sostenible, para así satisfacer los costes del suministro de energía. Aumenta también la importancia de la exploración y explotación de los recursos fósiles que puedan existir en territorio nacional (gas no convencional, el posible yacimiento de petróleo en Canarias, etc.). España no debe permitirse dejar pasar esas oportunidades.

Se ha de advertir que siguen existiendo importantes puntos de mejora de la eficiencia energética en sectores tan amplios como el de la edificación o el transporte y por supuesto las medidas a adoptar deben tener en cuenta la relación coste/beneficio de su puesta en práctica. La importancia y repercusión de tales medidas hacen necesario alcanzar un gran acuerdo nacional, que permita avanzar en las decisiones adecuadas con un margen temporal amplio para dar cabida a las inversiones que resulten necesarias, dotándolas de estabilidad regulatoria y seguridad jurídica.

Diferentes organismos están dando una visión de la eficiencia energética como un sector que empieza a consolidarse y puede ofrecer un potencial económico a destacar en el entorno de las dificultades económicas que vive el país.

La energía es esencial para muchas empresas españolas, especialmente aquellas en las que la factura energética supera en costes a los ocasionados por su propio personal. Ante la publicación de la futura reforma energética, es necesario hacer unas reflexiones acerca de las medidas que deberían contemplarse en la misma. Cada vez más son las noticias sobre nuevas medidas de ahorro energético que están dándose en diferentes comunidades de nuestro país. El hospital La Fe de Valencia ha ahorrado en el último año medio millón de euros con la aplicación de medidas de eficiencia energética. El proyecto SmartSpaces que se desarrolla en Murcia, donde los inmuebles municipales miden planta por planta su eficiencia energética para reducir consumo y contaminación. Además la Consejería de Universidades, Empresa e investigación ha convocado subvenciones, por un importe total de más de medio millos de euros destinados al fomento e impulso de las energías renovables y la eficiencia energética en los ámbitos empresarial, municipal y doméstico. Incluso en Málaga, El Palacio de Ferias y Congresos ha disminuido casi un 30% en consumo de gas natural y más de un 20% en electricidad durante 2012, apostando por medidas que mejoran la eficiencia energética y respetan el medio ambiente.

En definitiva, se hace hincapié en la necesidad de dirigir la ciudad a un modelo sostenible y de consumo responsable, un patrón que ya se empieza a aplicar en infraestructuras municipales y que supones una apuesta por una ciudad mejor y de referencia en el ámbito medioambiental.

 

 

 

 

 

¿Prefiere que le LLAMEMOS?

Introduzca su teléfono

Siguenos en Facebook