¿En qué consiste la certificación energética?

A través de un estudio pormenorizado del inmueble, se obtiene una calificación energética del mismo (desde el nivel A al nivel G), conteniendo un certificado con la calificación energética obtenida. Tal certificado se debe remitir a la administración autonómica correspondiente y quedará en posesión del propietario del inmueble.

La certificación energética contiene información objetiva sobre las características energéticas, consumos, prestaciones y posibles mejoras en cuanto a ahorro energético del inmueble.

Una buena calificación necesariamente aumentará el valor de un inmueble en un futuro inmediato.

¿Prefiere que le LLAMEMOS?

Introduzca su teléfono

Siguenos en Facebook